lunes, 28 de julio de 2014

Referencias preparatorias para las II Jornadas (tercera entrega)

Lacan, Jacques, El seminario libro 20, "Aun", Buenos Aires Paidos
Del goce
"El amor ciertamente, hace señas, y es siempre recíproco.
Digo esto desde hace tiempo, muy bajito, al decir que los sentimientos son siempre recíprocos. Era para que me lo devolvieran: - Y entonces, entonces, el amor, ¿el amor es siempre recíproco?- ¡Pues claro, claro que sí! Por eso hasta inventaron el inconsciente para percatarse de que el deseo del hombre es el deseo del Otro, y que el amor, aunque se trate de una pasión que puede ser la ignorancia del deseo, no por ello es capaz de privarlo de su alcance. Cuando se mira de cerca, se pueden ver sus estragos"

La tierra giró para acercarnos
Eugenio Montejo


La tierra giró para acercarnos,
giró sobre sí misma y en nosotros,
hasta juntarnos por fin en este sueño,
como fue escrito en el Simposio.
Pasaron noches, nieves y solsticios;
pasó el tiempo en minutos y milenios.
Una carreta que iba para Nínive
llegó a Nebraska.
Un gallo cantó lejos del mundo,
en la previda a menos mil de nuestros padres.
La tierra giró musicalmente
llevándonos a bordo;
no cesó de girar un solo instante,
como si tanto amor, tanto milagro
sólo fuera un adagio hace mucho ya escrito
entre las partituras del Simposio.

"Sólo el amor vuelve menos solitarios a los amantes, dice Lacan, puesto que el goce de cada uno los deja a solas. La experiencia amorosa puebla el exilio que conlleva el malentendido y el desencuentro radical entre los sexos. Desprecio y degradación de la mujer por parte del hombre, odio y hostilidad de la mujer hacia los hombres. En ambos casos, el secreto de estas pasiones se encuentra en la intimidad de la vida psíquica que determina su modo particular de amar y gozar"

Por Silvia Elena Tendlarz
Secretos de alcoba

No hay comentarios.:

Publicar un comentario